Personas con discapacidad: promotores de una ciudadanía digital autónoma.



Ser parte de Inmigrantes Digitales, me ha permitido no solo acompañar a personas en la apropiación de la tecnología, mejorando su calidad de vida y su autonomía, sino también aportar al cambio de mirada de la sociedad sobre la discapacidad. Donde generalmente se ve a alguien desvalido, desprotegido, se sitúa a las personas con discapacidad como un actor protagonista, capaz de enseñar y apoyar a otros en el desarrollo de nuevas habilidades y conocimientos”, Celeste Pavez Molina, ex Instructora y Coordinadora Digital de ID.

A Celeste, al igual que el 11% de las personas con discapacidad que ha alcanzado una calificación técnica o profesional, le ha resultado muy difícil acceder a un empleo. Su experiencia laboral, título de grado y maestría en curso perdían peso al momento de la entrevista laboral cuando el certificado de discapacidad hacía su aparición para borrar su capacidad para trabajar en la mente del entrevistador.

Su paso por Inmigrantes Digitales le posibilitó desarrollarse y crecer profesionalmente. Hoy continúa su camino laboral en otra organización y forma parte del equipo de Investigación de ID y UFLO.


Ahora bien, ¿Por qué cuando pensamos en una persona con discapacidad nos cuesta imaginarlos en su rol de trabajador, padres, profesionales, eligiendo dónde y con quién vivir?


Durante muchos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) abordó el tema de la Discapacidad desde un concepto médico, donde el diagnóstico relacionado con la salud marcaba el camino para esa persona y la rehabilitación era su única actividad, quedando por fuera todo lo que significa el desarrollo de un ciudadano a lo largo de su vida.

Esta concepción de discapacidad forma parte de las representaciones sociales que guían hoy las acciones de personas y organizaciones, lo cual ha limitado las posibilidades de desarrollo educacional, laboral y autodeterminación de las personas con discapacidad, empujándolas a la dependencia permanente y la pobreza.


Hoy tenemos la oportunidad de cambiar nuestros prejuicios por oportunidades. ¿Cómo?


Para empezar, conociendo que hay 2.241.897 de personas con Discapacidad en Argentina que están listas para trabajar, estudiar, tener una familia, votar, pagar impuestos y avanzar, siempre y cuando se equiparen las condiciones de vida. Es clave que se avance reconociendo que cada persona es única, diversa y tiene potencial para crecer.


Somos Inmigrantes Digitales, una organización que nació para dar respuesta a dos necesidades: la generación de trabajo para las personas con discapacidad como instructores digitales y la inclusión digital de personas u organizaciones que necesitan reconvertirse para desarrollarse/participar en este mundo digital.


La investigación y formación continua son pilares de nuestro trabajo. Junto a la Universidad de Flores hemos implementado proyectos de formación digital para la búsqueda de empleo en jóvenes de escuelas públicas secundarias y participado como Ponentes compartiendo la experiencia en Congresos Nacionales y del Mercosur. Actualmente estamos trabajando en el desarrollo de una investigación sobre adultos mayores y su motivación para la apropiación del uso de la tecnología, donde adultos mayores del programa más simple de Ciudad de Buenos Aires participan de talleres gratuitos sobre Redes Sociales, el cual generará trabajo para personas con discapacidad que participan del proyecto como instructores digitales.


Algunos resultados hasta hoy:


  • 2.000 personas en nuestros talleres experienciales, ya son residentes digitales

  • 40 personas con discapacidad fueron formadas como instructores digitales.

  • 469 horas de talleres dictadas

  • 2 Ponencias presentadas en Congresos junto a la Universidad de Flores

  • 13 Organizaciones con las que tejemos relaciones estratégicas de largo plazo

  • 5 empresas invierten y consideran nuestros servicios

  • 3 Organismos del Estado nos acompañan

  • 27 voluntarios y equipo que hacen posible este camino


“Nos interesó Inmigrantes Digitales dado que hay una gran cantidad de ciudadanos que quedaron excluidos de lo que es la transformación tecnológica, para que además una vez que estén usando los canales digitales puedan ser clientes nuestros utilizando nuestros productos y servicios, lo que ayuda al negocio”. Adrián Barreto, Gerente de Desarrollo Humanos de Gire.

¿Cuándo cobra real sentido a la tarea de Inmigrantes Digitales?

  • Cuando los participantes de los talleres aprenden a usar los dispositivos/ aplicaciones de nuestros clientes, ganan en confianza y se apropian de su uso.

  • Cuando los jóvenes/ personas +45 que participan de los talleres de búsqueda laboral on line se van del taller con su cv cargado en portales de búsqueda de empleo, ganan confianza en las entrevistas y comienzan a trabajar en su marca personal laboral (linkedin)

  • Cuando generamos horas de trabajo para nuestros instructores, se incorporan nuevos instructores a nuestro equipo y otros parten-con nuevas habilidades- para continuar creciendo profesionalmente.

  • Pero por sobre todo, cuando vemos como, a partir de nuestro trabajo, vamos cambiando el paradigma en donde las personas con discapacidad, invisibles para la sociedad, se convierten en dadoras de conocimiento.



Si tu organización, sea pública o privada, necesita entrenar a sus públicos en el uso de herramientas digitales, o queres apoyar nuestras acciones, contactanos para seguir reduciendo la brecha digital generando acceso genuino y trabajo inclusivo.


Verónica Capurro

Profesora e Investigadora Universidad de Flores (UFLO)

Directora Ejecutiva Inmigrantes Digitales

www.inmigrantesdigitales.org

veronica.inmigrantesdigitales@gmail.com


0 vistas